No cometáis…

No cometáis un error histórico, que no tendréis nunca bastante tiempo para llorar, al dejar al margen de la República a la mujer, que representa una fuerza joven.

(Durante su discurso en el Congreso en defensa del voto de las mujeres el 30 de septiembre y el 1 de octubre de 1931)

Comments are closed.